La mejor manera de aprobar una materia difícil

El paso hacia la universidad no es sencillo, en primera instancia porque implica cambios drásticos en la vida académica de los jóvenes, los cuales tienen que enfrentarse a la responsabilidad que implica ser autónomos en el manejo de su tiempo, así como a mayores niveles de exigencias y cargas de estudio matizados de acuerdo al estilo y temperamento de cada uno de sus profesores.

Como si no fuese suficiente, aparecen en medio de esta avalancha de novedades las denominadas “materias ‘coco’”, esas asignaturas que se volvieron populares por ser difíciles y que pueden terminar por convertirse durante los primeros semestres en los coladores de sus carreras.

No obstante, en los tiempos actuales puede considerarse como mito la idea de que un docente que aplaza a más de la mitad es excelente. Los ‘cocos’, suelen ser las materias introductorias especializadas en impartir los contenidos fundamentales de cada programa, caracterizados por sus elevados niveles en razonamiento,  escritura, memoria y, en especial, en competencias numéricas. Claro que nadie puede negar que gran parte de las asignaturas que se refieren con matemáticas generen pánico al comienzo. Esto se sustenta en que es la materia en la que por tendencia, los estudiantes llegan menos preparados.

¡La solución existe!

Por fortuna se disponen de sencillas estrategias que contribuyen a superar los obstáculos que este tipo de asignaturas. La aptitud  es importante, pero  todavía más crucial es la actitud, debido a lo valioso que resulta que los estudiantes estén concientizados de sus fortalezas y debilidades académicas, para que de este modo, se tomen el tiempo necesario de averiguar el eje y la metodología de las clases que les generan mayor ansiedad y conocer cuáles competencias debe afinar.

Consejos para aprobar una materia difícil

Mito o realidad, existen siempre materias que cuesta más trabajo aprender que otras y, por tanto,  es necesario hacer un mayor esfuerzo para poder aprobarlas. Uno de los pasos primordiales para enfrentar esta situación es la preparación continua. El implantar técnicas de estudio puede ser determinante para aprobar estas asignaturas difíciles.

  1. Repasar la materia constantemente: esto contribuirá notoriamente a que se comprendan mejor los temas para que al momento de un examen no se tenga que aprenderte de un día para otro toda la teoría.
  2. Establecer un horario de estudio: con certeza, se habrá escuchado decir esto en repetidas oportunidad, pero es imprescindible saber organizar el tiempo para dedicar al repaso el periodo necesario. No se debe olvidar que más de dos horas de estudio pueden provocar cansancio.
  3. Realizar autoevaluaciones: poner a prueba si se ha captado o no toda la información de los repasos es una técnica es muy efectiva. El hacer pequeños cuestionarios resultaran siempre una buena guía.
  4. Identificar cuál es la mejor manera de aprender: esto implica saber a ciencia cierta, qué técnica de estudio ayuda a comprender de forma dinámica y rápida la materia. Ejemplo de ello puede ser la utilización de resúmenes o mapas conceptuales.
  5. Evitar el desespero y la desmotivación: el bloqueo mental es muy dañino y la mejor forma de evitarlo es el pensamiento positivo, además,  que influye a que sea más sencillo el poder digerir toda la información que se está recibiendo.

Deja un comentario